Mejorando mi yoga

La gravedad y el esqueleto
La palabra sánscrita para nombrar una postura de yoga es asana. Los erúditos traducen ese término como "una postura cómoda y sin esfuerzo".
Las posturas de yoga se acercan al no-esfuerzo cuando alineamos el eje largo de los huesos con la dirección de la gravedad. Eso disminuye la fuerza muscular que se necesita para mantener las posturas.
Por ejemplo en utthanasana,  (pinza de pie) la fuerza de la gravedad se alinea con el eje largo del fémur y de la tibia. De igual forma en siddhasana (postura perfecta) la fuerza de la gravedad se alinea con el eje largo de la columna.
Utiliza la fuerza muscular para llevar los huesos a una posición en  la que soporten el peso. Una vez conseguida esta posición, la fuerza muscular ya no es necesaria (o se reduce en gran medida).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola ¿puedo ayudarte?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: