La pereza

Llegó el frio, los dias se acortaron, la luz de sol ya no luce igual de fuerte que en el verano, llueve más a menudo…. que bien¡¡¡¡ la pereza cabalga libre dentro de  nuestro territorio mental. Puerta abierta a depresiones, malos ratos y en definitiva a mal royo.

El crecimiento personal no conoce de festivos, vacaciones, fines de semana ni nada por el estilo. Un dia que no trabajas (recuerda que lo haces para ti) es un día menos que tienes para hacerlo.
Ya sabemos que debemos de transitar el camino de enmedio (como decia Buda) es decir buscar el equilibrio de las cosas. Y ahí está la questión. Desde la suavidad, la firmeza y la persistencia uno debe trabajar para conseguir la mejor versión de uno mismo. No hay que ser extremistas, claro que no  y por eso mismo tenemos que estar vigilantes para no caer en brazos de la pereza.
La pereza es una de las barreras que cotidianamente no encontramos y que nos pueden impedir precisamente el crecer.
La pereza no quiere trabajo, ya le está bien todo tal y como está…tal vez mañana dice ella, pero claro el mañana es otra trampa, porqué el mañana siempre es mañana, nunca se puede alcanzar, ya que nunca llega.
Es otra cara de nuestra mente, nada de cambios, nada de aventuras, nada desconocido, ya me está bien todo tal y como está.
Incluso la desesperación y el dolor si los hay. Por mucho de que cuando los alla, juras y perjuras que no los quieres y que haras todo lo posible para salir de ellos.
Pero la verdad, es que sin esfuerzo, sin trabajo la Vida no te dá nada.
Te mereces lo mejor, así es que no te lo nieges.
Deja de utilizar el lenguaje negativo de la mente, enriquecido a lo largo de los años por la cultura que has ido recibiendo, haciendo asociaciones mentales negativas sobre las cosas, como por ejemplo el trabajo.
Venimos al mundo a trabajar, a experimentar en primera persona. Si no trabajo, no experimento y si no lo hago no recojo el conocimiento oporturno, que me permitirá crecer como persona y seguir adelante en mi camino personal e intrasnferible.
Cada uno tiene un proyecto personal en esta vida y la única manera de hacerlo es… hacerlo.
Y si no la haces, ahí estará pendiente para toda la eternidad, el no tiene prisa, el no sufre, es tu trabajo el que debes hacer para volver a casa.
Sólo hay dos caminos o lo haces y continuas el viaje, o no lo haces y sólo econtrarás el dolor de la separación.
El Sol, la claridad del día, el calor del verano, todo lo que hechas de menos ahora… sólo es un espejismo que recibes a través de tus ojos, de tu olfato, de tu piel… de tus órganos sensoriales; todo ello filtrado a través de la mente, te acaba provocando una alucinanción… un mal viaje.
La verdad es que todo lo que buscas, está siempre disponible para tí, nunca desapareció.
Busca en tu corazón, conecta con él. Hay está el sol, los dias claros, las noches estrelladas, la luz, la paz, la felicidad.
Abre los ojos de tu Alma y disfruta de la vida.
Trabaja y vive.
Un abrazo desde el corazón.
Bachan Singh
SE HACE CAMINO AL ANDAR.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola ¿puedo ayudarte?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: