El presente es eterno

Estamos tan identificados con nuestro cuerpo, con lo que creemos ser, esa imagen física que tenemos de nosotros, (la que recibimos a traves de nuestros ojos y a la vez, la que hemos formado en nuestra mente) que nos inhabilitamos para ver la obra en conjunto.
En cierta manera es como si estuvieramos durmiendo y mientras dormimos, soñamos y mientras soñamos, pensamos y sentimos que el sueño es la realidad. Todo es, ese sueño y soñamos que el fin del sueño será el final de esa vida soñada.
No tenemos aún la sabidura para darnos cuentas, que es el final del sueño lo que nos devuelve a la vida.
Apegados como estamos a nuestros patrones mentales, somo incapaces de ver que la vida va más allá de ese momento fugaz, de eso a lo que llamamos vida y nos ahogamos en la angustia al pasar los dias aferrados al sueño de esa efímera e irreal vida, que tomamos como la verdad suprema.
No vivimos el presente, si no el ayer extrapolado al mañana y hay, se nos pasa año tras año la vida. A veces vislumbramos la verdad, el error de apreciación y automáticamente al seguir con la misma mecánica de funcionamiento, generamos más dolor.
Es en ese momento que empezamos a vislumbrar el significado real de algunas palabras que hemos empezado a incorporar a nuestro lenguaje:
Aceptación, rendición y sobre todo renuncia.
Rendirse es aceptar la Vida tal y como es, fácil no?, también darnos cuenta de que no podemos controlarla, ella es como es y vendrá como tenga venir, nada que ver con lo que deseo o quiero.
Hay deseo?….camino al dolor: Hay expectativa?…camino al dolor.
Renuncia…hummmmmmmmm, cada dia me gusta más esta palabra.
Nos cuesta renunciar a lo material, de verdad que si, no a lo fácil, no a lo superfluo, si no a las cosas que queremos a las que estamos enganchados, apegados.
Y cuando poco a poco también empezamos ha desapegarnos de ellas, nos damos cuenta que la verdadera renuncia apenas a empezado, que la verdadera renuncia debe suceder dentro de uno.
Hay amigos, hay esta el verdadero camino.
O si no, cuanto menos uno de importante.
Renunciar a todo lo que me ata a esa concepción limitada de mi mismo. Yo, lo mio, soy esto o lo otro, todas esas etiquetas que me alejan de lo que realmente soy…el Ser y no de lo que creo ser.
Y esa renuncia es necesaria precisamente para ver la obra en su conjunto, no parcial e interesadamente que es como solemos verla.
La Vida está sucdiendo y ese ahora es eterno, sucede siempre y de manera continua. Va más allá de mis límites mentales.
Respirar y aceptar. Respirar y sentir, observar, contemplar y porque no escuchar todo lo que sucede dentro de mí, conocerme y sentir lo que realmente soy.
Ser y despertar a la verdadera realidad…
Bachan Singh

One Comment on “El presente es eterno

  1. Respirar y aceptar. Respirar y sentir, observar, contemplar, escuchar, conocerme, sentir. Ser y despertar a la verdadera realidad…Vaya que casi no has dicho nada… `porqué interiorizar esta única realidad me lleva tanto tiempo?, tiempo durante el cual, creo que no hago otra cosa de despediciar mi presente…Alguien tiene la fórmula para que sea "instantáneo", si la hay para el café…, porqué no para esto..?.Bueno, seguimos trabajando en ello…, Bicos y un abrazo desde Galicia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola ¿puedo ayudarte?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: