No hay punto medio

75

¿Por qué dudamos de aquello que en momentos de claridad sentimos de forma nitida?

Porqué aparece la gran saboteadora (la mente) que nos confunde con sus planteamientos, que lo impregna todo con su bruma, que nos hace perder esa claridad y ese es el momento en que aparacere el martilleo de la duda, el abrigo del dolor conocido de tantos años de convivencia y se prefiere eso tan monstruoso, que no utilizar la memoria, para recordar aquello que sentimos en un momento de claridad y utilizarlo en nuestro favor como un trampolín para salir de una mala situación.

De nuevo las fluctuaciones de la mente pueden con nosotros. Nos hundimos en la desesperación de la apatia, simplemente porqué decidimos no luchar. Entregamos vencidos nuestros cuellos a los colmillos hambrientos de una feroz mente y nos sumimos en una muerte eterna, una muerte en vida.

Claro que hay otro camino y claro que lo conocemos, pero ay amigos nos pide esfuerzo, disciplina, regularidad….solo en ese terreno las fluctuaciones mentales empieza a dar paso a una situación totalmente diferente, la mente se calma y se convierte en el mejor de nuestros amigos, el mejor aliado que podremos encontrar.

Este es el juego de la vida, tu decides en que lado ponerte.
Estás contigo o contra ti? No hay punto medio.

Sólo tenemos que enfocarnos en un punto, sólo uno….el corazón. De la única cosa que no puede dudar uno en esta vida, es de uno mismo. Si dudamos de nosotros, no habrá nada que nos pueda mantener, ni tan siquiera Dios. Si dudamos de nosotros acabaremos dudando también de El. Sólo respirar y enfocarse en el corazón y entonces sí déjalo todo en sus manos, pero por favor no dudes de ti.

Respira por la nariz, lento y profundo, con suavidad, Sat en la inhalación, Nam en la exhalación y la verdad surgirá en tí.

¡Sat Nam!

Bachan Singh.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Hola ¿puedo ayudarte?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: