Aprendiendo a ser libre de mi mismo

aracn-11-638

Me enredo una y otra vez en las telarañas de la mente, porqué sin darme cuenta, es ahí el lugar en el que he elegido vivir.

Da igual donde decida ir, hacia el extremo, pensando que una vez llegue a él ¿podré ir más allá? (Pero allí sólo encuentro el extremo, siempre cambiante, siempre modificándose).

O viajar hacia el centro, pensando que allí tal vez ¿la encuentre a ella? la mente, (pero allí sólo se encuentro el centro).

La mente cual araña, puede estar en cualquier parte de la telaraña, esperando a sentir mis vibraciones, para saltar entonces sobre mi y morderme inyectándome su veneno, sus fluctuaciones.
Un veneno que me llena de alucinaciones, de fantasias, haciéndome ver una realidad no existente.

Sólo dándome cuenta de que estoy en una telaraña de pensamientos, sólo siguiendo ese rastro, con paciencia, con persistencia, ¿pueda encontrarla a ella? y al demostrarle que no tengo miedo, su veneno deje de afectarme y en ese momento llegue su transformación y la mía.

No puedo huir de ella y dejar de enredarme una y otra vez en el hilo de sus pensamientos, mientras sueño en una libertad que nunca llega y haciéndolo, ayudo una y otra vez a hacer más grande su dominio.

El único camino es abrazarla, observarla.
Observándola puedo conocerla… conocerme y darme cuenta de que soy libre, siempre lo he sido y de esta manera… dejar de enredarme una y otra vez en las telarañas de mi mente.

Sólo al despertar sabré que estaba durmiendo y por fin dejaré de huir de mi.

Bachan Singh

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Hola ¿puedo ayudarte?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: