Como la Vida, la práctica tiene que ser continua…

¿Han dejado alguna vez abandonada la práctica diaria los grandes maestros? ¡No!
¿Que es lo que hace que nosotros a lo largo de la vida nos lo planteemos continuamente? ¡La mente!
Ella no descansa nunca. No hace fines de semana, ni vacaciones. No se estresa, ni se aburre.
¿Entonces porqué tengo que ceder y abandonar la práctica?
Si la mente insiste 1 millón de veces, yo tengo que insistir 1 millón + 1.
Cuando el tigre tiene hambre sale de caza, nada importa que lo haya hecho otras veces.
No pararé hasta que pueda sentarme en la piel del tigre a meditar. Esa y no otra es la ley de la verdadera naturaleza del ser ¿Porqué demorarse? ¿Para sufrir más?
Para saborear la vida, es mejor respirar, que sufrir…

Bachan Singh

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola ¿puedo ayudarte?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: