Abhyasa

Es el punto de partida para eliminar las modificaciones mentales. Por la práctica constante se destruyen los viejos hábitos y las tendencias mecánicas de la mente. Cuando el practicante se establece en abhyasa, el sádhana (práctica personal) impregna su inconsciente y empieza a formar parte de su personalidad, actuando desde las profundidades de su mente.
Hay que notar que la práctica constante no es una lucha contra la naturaleza de la mente, sino el medio para disolver los condicionamientos, las pautas mecánicas de comportamiento adquiridas en el pasado. Abhyasa está basada en una repetición continuada que permite permanecer plenamente conscientes del momento presente. Una práctica interna que hace posible el mantener una consciencia de observador sin prejuicios ni ideas preconcebidas.
La esencia de la práctica constante es estar más alerta en cada momento, en cada instante. El estado de alerta impide que los hábitos ejerzan su influencia. En otro sentido, abhyasa implica entrar en las prácticas con amor, devoción y reverencia. Con dicha actitud su efecto penetra rápida y profundamente. El sádhana se transforma en una experiencia gozosa de la que el practicante disfruta plenamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola ¿puedo ayudarte?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: