En busca de la Arcadia.

Sin saberlo, andamos desorientados por la vida, buscando nuestra Arcadia, ese lugar imaginado en la antigua Grecia donde reinaba la felicidad, la sencillez y la paz en un ambiente idílico y viviendo en comunión con la naturaleza.
Pero nunca encontraremos ese lugar fuera, si previamente no lo encontramos dentro. Por eso es tan importante abrir los ojos y orientarnos en la dirección correcta…el corazón, esa y no otra es la verdadera Arcadia del ser humano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.