Dharma

Es una palabra  sánscrita que significa ‘religión’, ‘ley natural’, ‘orden social’, ‘conducta adecuada’ o ‘virtud’.

Se utiliza en casi todas las doctrinas y religiones de origen védico (las religiones dármicas), como el  hinduismo (llamado por los hindúes sanátan dharma, la ‘eterna religión’), el budismo, el yainismo y el sikhismo.

Dharma tiene varios significados, como ‘algo establecido o firme’, figurativamente: ‘sustentador, apoyo’ (en el caso de deidades) y en sentido más abstracto, es similar al término  griego nomos, ‘norma fija, estatuto, ley’.

El dharma en el hinduismo

En el hinduismo, el dharma es la ley universal de la naturaleza, ley que se encuentra en cada individuo lo mismo que en todo el universo. A nivel cósmico esta ley se concibe manifestada por movimientos regulares y cíclicos. Por este motivo se simboliza al dharma como una rueda ( dharma-chakra:) que torna o gira sobre sí misma. Este símbolo es el que se encuentra en la bandera de la India..

A nivel del individuo humano, el dharma adquiere una nueva acepción: la del deber ético y religioso que cada cual tiene asignado según su determinada situación de nacimiento.

Los hindúes no llaman «hinduismo» a su religión, sino sanatana dharma, que se traduce como ‘religión eterna’.

El dios Dharma

En la epopeya india del  Mahábharata, también aparece la figura de Dharma como un dios (Yama, el superintendente de la muerte), que encarna como un hombre,  ludhistira, que fue un mítico emperador de la India. Cuando se retiró, por causa de edad, vivió en las ciudades indias para hacer meditación y encontrar el camino de la superación del ciclo de las reencarnaciones, algo que era habitual antiguamente. No murió, pues fue llevado en cuerpo y alma al Cielo de Indra, el jefe de todos los  dioses, donde todavía seguiría viviendo.

El dharma en el budismo

Dentro del budismo la noción del dharma (entendido como doctrina) se dividió para su mejor comprensión en las llamadas Tipitaka:

  • sutras (enseñanzas del  Buda Siddharta Gautama mismo);
  • vinayas (reglas monásticas proporcionadas por Buda); y
  • abhidharma (comentarios y discusiones sobre los sutras y vinayas por los sabios de períodos posteriores).

Estos tres conjuntos de escritos conforman el Canon Pali o también tal cual se ha dicho llamado Tipitaka. El dharma es uno de las llamadas tres joyas (mani) o tesoros del budismo junto con Buda Y Shanga.

Es por esto que la mención de la palabra dharma es frecuente entre los budistas, ya que constituye uno de los principales elementos de la llamada «fórmula del triple refugio»:

En la shanga [‘comunidad’] me refugio

en el dharma [‘doctrina’] me refugio

en el Buda me refugio

y por ellos actúo.

Yoga, la luz que alumbra el camino de la vida

Yoga sutras de Patañjali, descripción de la filosofica del Yoga. (2400 años a.d.C. aproximadamente)
Los sutras 1.12, 1.13 y 1.14 recogen una serie de terminos que son sumamente importantes en la práctica del yoga.
El primero es Abhyasa (práctica repetida), el segundo Vairagya (renuncia, desapego), aunque no son los únicos, estos dos se repiten continuamente en estos tres sutras. Añadir un tercero, Sátkara (Dedicación, devoción)
El resumen seria el siguiente:
La práctica yóguica repetida y la fortaleza mental para lograr el desapego y la libertad respecto de los deseos, son los medios para detener los movimientos de la consciencia.
Todo ello con una perfecta comunión (anusthana: práctica con devoción)
Más cositas:
Las tres gunas:
Tamas: Letargo, inercia
Rajas: Vibracidad
Sattva: Luminosidad, pureza
Citta: Consciencia, compuesta de los tres aspectos siguientes:
Manas: mente
Buddhi: inteligencia
Ahamkára: ego
Yoga: Unión. Unión del cuerpo, la mente y el alma con lo Infinito, con Dios.
Astanga Yoga : Los 8 aspectos del Yoga descritos por Patañjali
Yama: Moderación en el comportamiento
Niyama: Obsevancias espirituales
Ásana: Asiento, postura, práctica de posturas.
Pranayama: Expansión de energia vital mediante el control de la respiración.
Pratyahára: Retirada de los sentidos (introspección)
Dharána: Concentración
Dhyána: Meditación
Samádhi: Absorción completa.

Bhagavad Gita

62. En aquel que está pendiente de los objetos sensoriales aparece el apego. Del apego nace el deseo y del deseo frustado la ira.

63. A partir de la ira se produce el error, del error el fallo de la memoria y de ahí la pérdida de la capacidad de compresión. Y cuando esta falta el ser humano se pierde.