¿Donde queda el silencio?

Mucho tiempo invertido en hablar, en ofrecer una opinión, en aconsejar. 
¿Tal vez ha llegando el tiempo de callar?, tiempo de silencio, tiempo de compartir una experiencia a través del ejemplo y no a través de la palabra.
Demasiadas palabras en el aire, demasiados consejos, demasiados estímulos. Demasiado ruido.
¿La alternativa?…”Un silencio amable, una escucha amable, un rostro amable, un corazón amable, un abrazo amable”
Ejemplo de un modelo de hacer las cosas de manera diferente.
No se vende, sólo se muestra. Nada más.
Tal vez alguien observe y actue de otra manera, tal vez no. Esa será su decisión. 
Ser transparente, ser consecuente.
Ser Humano.
Bachan Singh

Bachan Singh: Inspiración y práctica

Inspiración y práctica

“Todos los proyectos tienen la virtud de enamorarnos y mientras nos mantenemos en ese enamoramiento, no hay esfuerzo que nos aparte de ese camino, porqué el amor nutre y nos llena de energía.

El enfoque y el tiempo son los que cambian las sensaciones, dejamos de prestar atención al enamoramiento y a los beneficios que nos procura y empezamos a prestar más atención al esfuerzo que tenemos que hacer.

Enfócate en lo que amas y no en el esfuerzo que necesitas hacer para llevarlo acabo. Enfócate en el sentimiento que crea en ti ese amor y no en el ruido que genera el esfuerzo en tu mente.

Permanecer apasionadamente en el entusiasmo del enamorado, es el secreto de una buena práctica y la Vida es la práctica.

No hay más, sólo un profundo y extraordinario silencio.”
Bachan Singh

La libertad y la felicidad

La única felicidad posible es la de ser y para ser, uno debe aprender a ser libre de sí mismo.
La felicidad de ser implica estar presente y no ausentarse continuamente en un mundo paralelo creado en los pensamientos.
La felicidad es un estado intrínseco al Ser, de la que sólo podemos ser conscientes al estar presentes.
Sólo la libertad nos permite saborear la felicidad.

Bachan Singh

Enamórate…

Enamórate de tu práctica y siente la pasión que eso desata en el interior de tu corazón. Desea el nuevo encuentro con vehemencia, como el enamorado anhela encontrarse de nuevo con su amada en un nuevo día, aún antes de despedirse de ella al final de este, y déjate devorar por la fiebre del reencuentro, hasta tal punto que sólo quede tu alma.

B.S.